Principios de unidad

  1. Creemos que las familias pobres y trabajadoras, las personas de color, las nacionalidades oprimidas, incluidos los inmigrantes, independientemente del estado de la documentación, las mujeres, los miembros de la comunidad LGBTQ y los jóvenes deben estar a la vanguardia en liderar el camino hacia nuestra liberación.
  2. Creemos que existen sistemas relacionados de opresión y explotación que son responsables de las condiciones que nuestras comunidades enfrentan aquí y en todo el mundo, y que nuestro trabajo debe desafiar estas formas de opresión. Específicamente, luchamos contra:
  • Racismo y supremacía blanca (opresión basada en raza y nacionalidad)
  • Sexismo, patriarcado y heterosexismo (opresión basada en el género y la orientación sexual)
  • Capitalismo (opresión de los pobres y la clase trabajadora por la clase rica y gobernante)
  • Imperialismo (opresión de naciones y pueblos enteros por otras naciones y pueblos).
  1. Creemos que estos sistemas de opresión apuntan a mantener el poder al continuar dividiendo y conquistando nuestras comunidades; Sin embargo, nuestra solidaridad y fortaleza se encuentran en su mejor momento cuando comprendemos y apreciamos nuestras diversas culturas, antecedentes e historias.
  2. Creemos que nuestras luchas locales están conectadas a un movimiento más grande de luchas nacionales y globales de personas oprimidas y que, en conjunto, debemos avanzar hacia nuestros objetivos de justicia social, económica y política.
  3. Creemos en la creación de soluciones a largo plazo que aborden las causas profundas de los problemas y en la construcción de seguridad real en nuestras comunidades y más allá, abordando los orígenes del conflicto y la violencia y fomentando un mayor compromiso y responsabilidad entre ellos.